41 Coronados en el servicio

Se recomienda empezar los temas desde el principio, empezando por el TEMA 1

TEMA 41

En la mañana del 7 de Marzo nuestra reina se desayuna con el siguiente watsap:

” Buenos días mi reina, ayer, justamente ahí (mira mi nueva foto de perfil sacada antes de los hechos) y justamente después de hacer mi petición al universo, sufro un atraco.

Tal coincidencia no podía ser coincidencia, así que está noche he “viajado” a ver que es lo que ha pasado:

Lo cierto que, una cosa es ser soberano del universo, su creador, eso ya lo vas asumiendo con cierta naturalidad, pero otra cosa es ser coronado por la Consciencia Suprema y Única que Somos Todos.

Antes de continuar he de hacer algunas aclaratorias previas necesarias. Las vengo haciendo a lo largo de estos escritos pero es importante que todos lo tengamos presente:

A lo largo de estos temas estoy narrando un proceso iniciático del que en este próximo milenio vamos a participar la inmensa mayoría de los que hoy nos encontramos aquí. De manera que esto que aquí narro sirva de referente para quienes en su intimidad sientan estos mismos procesos, y poder identificarlo como reales. Eso es algo que de ahora en adelante le va a pasar a mucha gente.

Cuando me senté en ese banco, justo en el punto exacto de la alineación de cruces, donde está la tercera cruz blanca, fue por tercera vez. La primera que ya conté en el TEMA 39, una segunda con nuestra reina, y esta tercera fue para hacer una petición al universo. Una petición de cosas materiales, pero que en realidad implicaba ponerse al servicio de la humanidad. Un propósito que en ese momento se formalizaba solemnemente por mi parte.

No habría transcurrido un minuto de tal petición cuando se presenta una joven, mostrándose como una persona conocida, si bien, yo no la conocía y así se lo manifiesto, pero como tal me da dos besos. No me hubiese puesto de pie salvo que la hubiese reconocido, pero inusitadamente así lo hago a pesar que apenas me dejaba espacio entre el banco y ella, y de ese modo me veo un tanto atrapado con su presencia. También creo que, el que me pusiera de pie fue un imprevisto y contratiempo para ella dada mi altura, y las intenciones que llevaba, cosa que no fue obstáculo para sus planes.

Apenas trascurridos unos breves segundos, en donde se muestra muy cordial y servicial, para concluir el saludo con otros dos besos de despedida, noto que se me acerca demasiado. En vez de inclinar la cabeza hacia delante como es habitual, se acerca pegando el cuerpo. Esto me pone en guardia, pero no puedo echar para atrás por que tengo el banco pegado. No me gusta esa situación e intento apartarla a la vez que ella me rodea con sus brazos por el cuello y me ase con fuerza, ahí lógicamente ya pienso que algo no va bien. Fue un forcejeo rápido que apenas duraría un par de segundos, y se va corriendo. De inmediato supongo que algo me ha quitado, y efectivamente veo caer el símbolo de la escuadra y compás que me acompañaba colgando de una cadena. Se ha llevado la cadena pensando que es de oro, pero podría haberlo hecho mas fácilmente tirando y rompiéndola, así se podría haber llevado todo el conjunto, pero lo que hace es rodearme con su brazos hasta alcanzar el cierre y desabrocharlo. Al tirar de una punta se despasa limpiamente la insignia que llevo, y cae al suelo.

De todas las cosas que pudiese llevar de valor solo se ha llevado la cadena, que no tiene valor apreciable. No obstante, esta cuestión me deja bastante preocupado. Que me ocurra eso, en ese lugar, en ese punto exacto, que se está desvelando tan importante en todo este proceso, y después de hacer una petición tan solemne, no puede se casual. El hecho de intentar quitarme la insignia masónica, que si bien no tiene valor apreciable por el material y se puede conseguir fácilmente, como símbolo si lo tiene, y mucho. Pues el hecho de quitármelo después de la petición, me deja muy preocupado. Como quiera que la cosa no es casual, pienso que ante esa petición, por la razón que sea, incluso me han podido despojar de lo poco que llevo. Y esto inevitablemente me recuerda el pasaje de los evangelios donde Jesús termina diciendo “……y al que tiene poco, lo poco que tiene se le quitará”. Aunque no sabía exactamente la razón… tantas cosas hacemos mal. Así que no tengo más remedio que, esa misma noche averiguar que es lo que ha pasado:

En un primer momento entro en un aspecto de mi que ya me viene resultando familiar, te ves como el creador. Lo absoluto manejando los sonidos creadores y trasformándote como el universo conocido. Lo absoluto es tu cuerpo real que trasformas con el sonido. Cualquier cosa creada eres tu trasformado y sostenido por el sonido. Ahí te ves como rey y soberano de todo lo creado, eres el Dios único.

A continuación siento mi nacimiento como rey. Esta experiencia ya la he tenido varias veces en forma diversas, es como que la estoy viviendo en el mundo espiritual de forma atemporal en varias etapas, pero en esta ha ocurrido algo muy particular.

En la meditación utilizo un vaso de cristal con agua para beber de vez en cuando, pero que durante la experiencia la utilizo también como vasija, que generalmente pongo entre las piernas, esto moviliza enormemente las energías de Kundalini.

Cuando toco el vaso que ahora tengo sujeto entre la piernas, y el símbolo: la escuadra y el compás (que en realidad es el Santo grial, la estrella de David, todo simboliza lo mismo) que ahora llevo sujeta con un imperdible en el pecho, las energías de kundalini suben con especial intensidad, y me hacen entrar como en éxtasis. Si la energía es muy intensa puedes incluso llegar a hacer aspavientos con los brazos. Pues con unos de esos movimientos tiro el vaso al suelo, rompiéndose. En un momento tan dulce sentir como estalla el vaso en medio de la tranquilidad de la noche, es como echarte un jarro de agua fría cuando estás durmiendo. Ese estallido lo siento como un trauma, y es como si en ese nacimiento se cortara el cordón umbilical. Imagino que es lo que sentimos recién nacidos cuando nos cortan el cordón umbilical. Hasta ese momento dependemos íntegramente de la madre, pero cuando cortan el cordón umbilical empezamos a valernos por nuestro propios medios, respiramos por nosotros, hacemos nuestros procesos digestivos, etc, pero la cosa más importante que ocurre en ese preciso momento es que empezamos a sentir la presencia y participación de nuestro padre en nuestra vida. Eso es lo que me paso en ese momento, empiezo a notar la energía que desciende del Padre. Hasta ese momento todo lo que nos envuelve protege y da vida es la energía de la madre, y es lo que he venido viviendo en todo este proceso con nuestra madre reina. Siempre ella, rodeándome, protegiéndome, incubando todo este proceso, sintiendo intensamente las energías que vienen de la tierra, nuestra Kundalini, pero en ese momento que rompemos el cordón umbilical, forma parte también de nuestro crecimiento las energías descendentes del Padre.

A continuación lo que percibo en el mundo espiritual con la actitud de la joven, lo siento como una coronación. Es como si la Consciencia Suprema me pusiera una banda o collar en el cuello previo a la coronación.

Es importante diferenciar dos aspectos fundamentales en nuestra realidad espiritual, fijaros que digo Consciencia Suprema y no Ser Supremo. El Ser es único y absoluto, y eres tú. No hay nada más allá, pues eres lo absoluto, no hay nada superior pues eres lo supremo, no hay nada más poderoso pues eres el todopoderoso soberano del universo. En ese aspecto estamos solos, no hay nada más, por que es nuestra realidad absoluta, eterna y única. Siempre hemos sido eso, solo eso, pero en todo este proceso de despertar, hay algo creado, algo por lo que montamos todo este universo, y es la conciencia de ser, despertar a esa realidad que somos. Eso si lo podemos compartir, y lo compartimos como unidad, por eso la unidad de todos es fundiendo nuestras consciencias de ser, no nuestro Ser, esto último no es posible, no hay lugar para otro Ser en ese absoluto que somos. Por eso cuando tenemos que crear algo, o desarrollar una tarea en servicio a los demás, no es suficiente recurrir a nuestra magia creadora, que crea todo inevitable y simplemente con nuestro deseo, sino que necesitamos de la autorización de todos, de ese colectivo que formamos como consciencias.

Nosotros ya somos coronados como creadores, siempre lo hemos sido, simplemente vamos sintiendo nuestra realeza en la medida que despertamos, pero en el servicio solo podemos ser coronados cuando entramos en una fase de despertar y conciencia más elevadas, cuando empezamos a reconocer y ser conscientes de la necesidad suprema de cada cual, y que no es otra que despertar a nuestra consciencia en sí, entonces todas nuestras acciones de servicio para con los demás quedan supeditas a esa finalidad.

Otra aspecto que debemos tener en cuenta en este proceso, es cuando en los niveles espirituales se produce una iniciación de importancia, aquí, en el plano físico, siempre es traumática, y cuanto más elevada más traumática, pues esos compromisos son de la máxima importancia, y no pueden haber dudas ni marcha atrás, y han de quedar indeleblemente marcados a fuego en nuestro espíritu. Tal y como ocurrió con Jesús cuando fue coronado rey de reyes. Los soldados romanos en su afán de burlarse de él, se les ocurre montar una embestidura y coronación jocosa y cruel, pero lo que estaba ocurriendo realmente en ese preciso momento en los cielos, es que Jesús estaba siendo coronado rey de reyes por la Conciencia Suprema. Del mismo modo, utilizando a esa joven, de esa forma traumática, aunque con mucha menos intensidad, mi espíritu, en ese preciso momento de mi petición, se pone casual e inexplicablemente de pie, por cuanto iba a ser coronado en el servicio por la Consciencia Suprema y Única que Somos Todos..

Todavía se puede apreciar en la foto los últimos momento de la cadena en mi cuello. Apenas se ve pero fue suficiente para que la joven se interesase por ella.
Todavía se puede apreciar en la foto los últimos momento de la cadena en mi cuello. Apenas se ve, pero fue suficiente para que la joven se interesase por ella.
Esta entrada fue publicada en Categoría Blog 1. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *