18 CARTA A NUESTRA REINA: Tenemos que hablar

Se recomienda empezar los temas desde el principio, de abajo hacia arriba, empezando por el TEMA 1

NUESTRA REINA EN EL CIELO

TEMA 18

Hola Carmen. Bueno días mi Reina. Por la extensión de la nota, te puedes imaginar que he estado de “viaje”. Lo cierto que tengo la necesidad, más bien urgencia, de averiguar qué pasa. Y mira, aprovecho que por aquí las temperaturas son mas suaves de lo habitual para indagar en el asunto.

Ha sido un viaje iniciático portentoso. Siempre tú, tutelándolo, gracias, infinitas gracias, pero no era ese mi objetivo, aunque todo forma parte.

Aunque no te lo he manifestado, siempre me he hecho la pregunta de qué has venido hacer aquí, en esta encarnación. Me sorprendía que en esta etapa de nuestra historia, la más importante y crucial de todos los tiempos, me sorprendía que no tomases un papel relevante, como así lo ha sido en tus múltiples encarnaciones a lo largo de estos dos mil últimos años. Siempre muy discreta, sin manifestarte como reina, pero marcando pautas muy importante para nuestra evolución.

Aunque tu deseo sea viajar por todo el mundo, irradiar tu energía allá por donde pases, y así debe ser para poder recibir todos tu magia como reina nuestra que eres, de la que estamos muy necesitados para nuestro despertar y especialmente en estos últimos tiempos, me extrañaba que en esta vida, precisamente, pasaras inadvertida para todos, … bueno, con la “insigne” excepción de quien te escribe, cuando en multitud de ocasiones, a lo largo de nuestra historia, has aparecido siempre dando la nota, muchas veces como heroína aportando sobre todo fuerza y coraje, como ejemplo para afrontar las pruebas a las que nos somete nuestra oscuridad, y en otras ocasiones introduciendo correcciones necesarias al sistema. No me cabe la menor duda que en una de tus encarnaciones fuiste papisa. La papisa Juana, … toma patriarcado … jajaja … sublime… y necesario para poner un tanto en cintura a toda esa cohorte de demonios que empezaban a ponerse fuera de control y que se estaban adueñando del sistema. Tu sistema.

Pues fijate que con todo ese bagaje demostrativo de fuerza y coraje, de amor maternal, consustancial a nuestro principio femenino, con todas esas intervenciones a lo largo de nuestra historia discretas pero de gran importancia, que ahora, en esta vida, pasaras inadvertida, y dadas las circunstancias cruciales y críticas de esta etapa de transición a una nueva era, es por lo que no me dejaba de sorprender con la pregunta: ¿A que has venido ahora?

No sé si si has leídos los, TEMA 16 , TEMA 17,

Y ahora esta, esta última experiencia simplemente viene a confirmarme algo que ya venia suponiendo. En esta ocasión ha quedado totalmente claro.… y visto para …….

Carmen, cariño, es muy simple, y tremendo a la vez: Esta vez has venido a traernos el Apocalipsis. Esa es la etapa final de tu última encarnación en la materia, y como siempre vas a acompañarnos como una heroína y como una madre en todo nuestro sufrimiento. Como siempre, con tu insigne ejemplo y coraje vas a ponerte al frente de la etapa más dura de nuestro despertar. Es inevitable, eso parece, todo depende de los días que te resten aquí, con nosotros, en la Tierra. De eso quería hablarte, mi Reina.

Esta entrada fue publicada en Categoría Blog 1. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *