15 Nuestra Reina Masona

(Se recomienda empezar los temas desde el principio, de abajo hacia arriba, empezando por el TEMA 1)

TEMA 15

Se menciona en la biblia un grupo de seres muy evolucionados, en número de 144.000, que llegaron a este planeta para hacerse cargo de una incipiente humanidad que empezaba sus primeros pasos evolutivos. Gente que a lo largo de nuestra historia han venido encarnando en diferentes y destacados personajes de la espiritualidad, de la ciencia, las artes, la filosofía, etc, enseñándonos y mostrándonos el camino del conocimiento y el despertar.

Nuestra Madre Reina, en su momento encarnada como María Magdalena, forma parte de ese grupo de 144.000,  y ahora es reina. Reina masona, portadora de ese linaje, no  por que pertenezca a alguna organización masónica aquí en la Tierra, ella no tiene vinculación alguna  con estas organizaciones, su regencia es espiritual, y fue coronada reina en el ritual de la cruz, a la par que Jesús. La corona bajo de la cruz simboliza su coronación.

La masonería tal y como la conocemos, son organismos de naturaleza filantrópica, iniciática, filosófica. Un tanto exclusivos y discretos, muy selectivos en la gente que pueda forma parte de ellos. En el mundo occidental, son quienes básicamente controlan los órganos de poder. Su secretismo y sus programas un tanto oscuros de manipulación y control social, los hacen a la vista de mucha gente como una organización siniestra, que manejan a la sociedad para sus intereses, sometiéndola y limitando sus libertades, involucrandola en guerras, crisis y acontecimientos calamitosos.

Su jerarquía de poder se hace más secreta y más siniestra cuanto más arriba. Bueno, esto es lo que se sospecha. Una organización que si bien sus bases se mueven por nobles y elevados ideales, sin embargo, sus más altos representantes no tienen las misma intenciones y propósitos, y utilizan esta organización, sus elevados principios y la buena voluntad de sus bases para, engañando a propios y extraños, manipular y controlar la humanidad, con el añadido deleznable de practicar rituales de poder extremadamente crueles.

La gente que copa los cargos más elevados de poder, aquí en la Tierra, son gente bastante oscura y siniestra, y hacen un uso egoísta del poder, pero son gente subordinados al poder espiritual de su jerarquía. Para hacernos una idea de esa pirámide de poder, los miembro que forma las bases, son mayoritariamente gente preocupados por el bien social, sienten los ideales masónicos de ‘libertad, igualdad y fraternidad’, y desean honestamente llevarlos a la práctica. El segundo tercio superior de la pirámide, (grado 33 y superior) que imaginamos son los máximos dirigentes de la jerarquía, y ciertamente lo son en el plano físico, está formado por la gente más siniestra y egoísta de este grupo, con mentalidad sociópata e inclinaciones perversas, manipulan todo para sus intereses, y de forma malvada, engañando y ocultando información a sus súbditos en cuestiones fundamentales, y haciendo en lo secreto prácticas de poder que nadie de sus bases aprobaría. En la cúpula de la pirámide, la cúspide iluminada, se encuentran los maestros ascendidos, pueden estar o no encarnados, es  el poder espiritual en el mundo,  el “caballo blanco”, todavía se manejan desde la dualidad. Y en los planos trascendidos están los reyes espirituales que controlan nuestro proceso evolutivo, que nos proporcionan este sistema, y que permiten que se posicionen en ese segundo tercio  de la pirámide de poder  los peores de los suyos (ángeles caídos ) que en otras circunstancias serian los menos indicados, pero por razones kármicas y evolutivas de la raza humana es lo que se requiere, y son quienes gestionan directamente nuestro karma.

La masonería está realmente al servicio de la humanidad, lo que pasa que, se permite que el poder material sea controlado por ese pequeño número de masones más egoístas y oscuros, ángeles caídos. Son una minoría del grupo de los 144.000, pero son los que controlan directamente este sistema, y están detrás de las guerras, de las crisis económicas, de los regímenes totalitarios, y de cualquier tipo de democracia, falsas todas. Nuestros guiás espirituales masones, los de más alto nivel, reyes, que manejan el sistema desde los planos espirituales, permiten que así sea, por cuanto esta fase evolutiva de la humanidad requiere este tipo de políticas y políticos, de estos organismos sociales, órdenes secretas,  dominados netamente por la oscuridad,  la corrupción y el mal, en realidad no son más que un reflejo amplificado de la humanidad en su conjunto. Tenemos exactamente los políticos y el poder (en la sombra) que nos merecemos.

El karma que está generando la humanidad, requiere ser manejado por la gente más egoísta y siniestra de las razas que nos guían en nuestra evolución, por eso copan los lugares de poder material o temporal. Simplemente se les permite gobernar, pero no ocupan los escalafones más altos en la jerarquía, como se pueda llegar a pensar. Por encima, en los planos espirituales están los más altos dirigentes de esta raza, con un propósito profundamente amoroso y que velan por nuestra evolución, y así poder alcanzar cuanto antes nuestro más elevado destino. Entre ellos se encuentran quienes fueron  Jesús y María Magdalena, que en su firme propósito de acompañarnos y tutelarnos en nuestros camino de despertar, han logrado coronarse rey y reina, y así ser dignos regentes de nuestra raza.

Os comento algunas razones que me han permitido averiguar que nuestra Reina es masona, pertenece a esa raza o grupo de los 144.000.

Aun sin saber ni tener vinculación con ninguna organización masónica, normalmente reúne simbología masónica. Sin proponérselo intencionadamente, aparecen en su entorno muchas formas y símbolos genuinamente masónicos. La extirpe que representa o rige, sabemos que son constructores, arquitectos, pero no solo de catedrales y otras insignes construcciones y monumentos, son quienes en realidad construyen todo lo que vemos a nuestro alrededor. La forma de construir nuestras ciudades y la tecnología que nos rodea, todo tiene un origen y un trasfondo masónico. Son realmente los legítimos dueños, autores intelectuales de todo lo que nos rodea,  de todo los avances, tanto tecnológicos, culturales, sociales, que han dado lugar a nuestra cultura occidental y modo de vida. Es la esencia de su estirpe, y su reflejo en el planos físico, que tiene su base en el plano astral. Son quienes sostienen y estructuran este holograma al que le llamamos matrix. Con su simbología y códigos de poder, estructuran y vitalizan la  red crística del planeta, sus lineas y nodos, dándole forma y contenido a la matrix de nuestro planeta  que  nos proporciona  la realidad que nos rodea

Se dice que la creación es una matrix, un holograma, pues detrás de ese holograma, de todo ese trasfondo energético o matrix, se encuentra una estructura o red energética de puras formas y simbología masónica. Para entender el papel fundamental de los masones a nivel espiritual y cómo crean nuestra realidad, es importante entender cómo nuestra Reina crea nuestra realidad desde su Matriz, o Santo Grial, cómo centraliza todo ese proceso creador dándole  el sello de identidad de su raza o estirpe. Ella recibe la información solar. El sol no es solamente energía, es fundamentalmente información. Información de nuestro logos solar que lleva la génesis de mundos y sistemas, y por tanto  la semilla de nuestra realidad, de este sueño psíquico que es nuestra experiencia en la materia. Entonces, las reinas creadoras, que gestan nuestra realidad en su seno, toman esa información, y en su Vasija, o Santo Grial, gestan esa realidad y le dan luz. Toda la luz y realidad que vemos y palpamos surge de ellas, y son sus símbolos y códigos genéticos de su estirpe o linaje que le dan el sello de identidad de su raza.

Esta ha sido una percepción que poco a poco ha ido calando en mí, pero que ha venido corroborado por una experiencia que tuve en modo de “sueño”. “Soñando” con los centros de poder que manejamos cada uno desde nuestro yo superior.

La experiencia fue poco mas o menos así: “Sueño” que se me presenta la oportunidad de elegir qué es lo que me gustaría hacer aquí en la Tierra.

Llegado el momento kármico, o necesidad evolutiva, decidimos tener la oportunidad de ejercer en una vida nuestras cualidades y desarrollarlas en función de nuestros mayores aspiraciones e ideales. Osea, tener una vida de plena realización y éxito. Entonces elegimos venir para desarrollar una labor, bien sea en el campo de la política, de la ciencia, de la economía, de la religión, del arte, etc., lo que más nos guste y sea nuestra vocación. De tal modo que, todas las circunstancias que concurren en esa vida se confabulan para que así ocurra, y ese poder nos permite influir en las personas que apoyarán ese propósito. En estas oportunidades no solo se manifiestan nuestras habilidades, también nuestra condición, tanto si es egoístas como si es de servicio desinteresado. Como quiera que estamos en un camino de perfeccionamiento y aprendizaje, desarrollar nuestro poder bajo la premisa de nuestra actitudes egoístas, ambiciosas, y en casos, despóticas y tiránicas, significa acumular un karma negativo bastante notorio, que va a traernos una cuantas vidas como víctimas, necesario para saldar. Todo está bien y todo forma parte de nuestro proceso de perfeccionamiento, purificación y despertar.

En nuestras etapas finales en los planos físicos, generalmente se solicita sufrir el poder terrenal más que ostentarlo, entre otras cosas por que es lo que más nos permite evolucionar y poder culminar nuestro proceso evolutivo, pero llegado el momento, bien por razone kármicas, o simplemente por servicio a la humanidad, se acepta una experiencia de poder. Todo se facilita para que en esa vida alcances cotas importante de influencia y poder sobre los demás.

El caso que, en esa especie de sueño que tuve, veo la posibilidad, se me despliega ademas con varias opciones en diferentes frentes, es como la posibilidad de dar vía libre a todas los sueños e ideales que he venido  acumulando a lo largo del tiempo, incluso de varias vidas. Veía como se podían desarrollar y lo estupendo que iba a ser para todos, pues era bajo la premisa del servicio que se aceptaba.

Esto de que sea estupendo para todos puede ser bastante relativo, por que generalmente la gente lo utiliza con propósitos mas o menos egoístas, justificándose, eso si, por que se defienden ideales elevados para todos, pero al final, estas cosas se pueden traducir en conflictos de intereses, cuando no en guerras, crisis sociales, o usurpación de riquezas o apropiaciones indebidas, en la que involucras a mucha gente, es precisamente lo que vemos con bastante regularidad en este mundo, especialmente con los líderes espirituales y políticos. Por tanto, el que sean buenos los ideales, no es suficiente para que en verdad redunde en el bien común, sea este un trabajo realmente de amor y no de camuflaje de egoísmos. Bien, el caso es que tenia varias opciones para elegir, varios sueños e ideales que cumplir al cual más interesante, y  la sensación de que se podía realizar en ese momento era tan poderosa, que es como si tuviese la varita mágica del éxito, ‘pide lo que quieras que se realizará’, y solo con tocar ese sueño, se manifestaría de inmediato en el plano físico, las cosas se empezarían a dar con facilidad y seria estupendo para todos.

En este punto ya me debatía en la duda de cual actividad elegir. No sabia realmente que opción es la que más me interesaba llevar a cabo, pues todas eran estupendas. Me quedo unos momentos dudoso, pensativo, y me doy cuenta que realmente no me interesaba nada de eso, no dejaba de ser una burbuja de realidades dentro de esta inmensa realidad que es la vida, y que a la postre nos aísla de la totalidad. Pensándolo bien, no me interesa ese poder. En esas estaba cuando inclino la cabeza sobre mi pecho, y digo: – ¿Sabes Padre?  Lo único que me interesa es hacer tu voluntad-. No sé aun exactamente por qué dije eso, pero fue apenas terminar de decirlo y se presenta nuestra Madre Reina como un huracán invadiendo todo, ocupando todo el espacio. Su presencia abrumadora muestra nuestra realidad física, de todo el planeta,  es cuando me doy cuenta que la voluntad de nuestro Padre es la realidad que nos rodea, con sus formas, su luz, sus reinos, y el sistema social que adoptamos, y que es ella quien la manifiesta, es ella, nuestra Madre Reina, la constructora de nuestra realidad.

A lo que podía aspirar con mis deseos es a crear una burbuja de realidad dentro de este mundo, que seguramente me iba a ir bien, e iba a alcanzar muchos logros, con un buen número de gente que me acompañaría en mis ideales, y del que todos nos íbamos a beneficiar, pero lo que me presenta Nuestra Reina, es la realidad de este mundo, con sus sinsabores, con sus problemas, con sus sufrimientos. Participar de mis ideales significaba complacer mis deseos, llenarme de satisfacción dentro de esa burbuja de mí realidad, pero participar de la realidad del mundo, de la voluntad de Nuestro Padre, es un camino ingrato, de servicio, de entrega, sacrificio y humildad, pero con la finalidad última de llevarnos a todos a nuestra realización, a nuestra definitiva  liberación, a nuestros despertar espiritual, a la trascendencia. ¿Que mas se puede pedir, que compartir con nuestro Padre-Madre su proyecto más ambicioso, su promesa de despertarnos? Donde nuestra Madre Reina es la portadora de nuestra realidad, del Plan que nos hará libres, y, despertará.

Esta entrada fue publicada en Categoría Blog 1 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *